Buscar este blog

miércoles, 16 de marzo de 2016

Micro-poemas, número uno

Sentarme en la arena
Una duna gris inmóvil
Con vegetación reseca
Retorcerme los dedos
Morderme los nudillos
Devanarme los sesos
Mirar al mar
Al infinito
Me puede sanar
O puede rematarme
Inhalar una  brisa
Exhalar un temporal
Dejar salir la tempestad
De mi cabeza
Con el oleaje
En mis pulmones
Curarme
Solo eso
Sin más intenciones

2 comentarios: