Buscar este blog

domingo, 13 de marzo de 2016

Connie Willis y los viajes en el tiempo

Un tema que me apasiona a mí y a mucha gente es el de los viajes en el tiempo, tan explotado en cine y literatura.  Parece imposible pero, ¿a qué sería genial? Pasearse por la Inglaterra victoriana, la Francia revolucionaria,  la España de los árabes o incluso el Egipto de los faraones.O simplemente volver atrás, a los años de la infancia.

Hay una escritora y una serie de libros que me gustan en particular. Es Connie Willis y sus novelas sobre los historiadores de Oxford:

-El libro del día del juicio final
- Por no mencionar al perro
- El  apagón
- Cese de alerta

En estos libros, diferentes personajes viajan al pasado para  observar e investigar en primera persona diversos hechos históricos. Y como es lógico, no siempre sale todo bien. Sus novelas están llenas de azar, casualidades y contratiempos.

En "El libro del día del juicio final" una historiadora acaba por error en la época de la peste negra. 

"Por no mencionar al perro" es la más divertida de las historias que leí de esta autora, aunque todas tienen sus toques de humor. Transcurre en la Inglaterra victoriana. 

En "El apagón" y "Cese de alerta" tres jóvenes historiadores van a la Inglaterra de la II Guerra Mundial, a la época de 1940. 

Relacionada, pero sin encajar del todo,  está también la novela 'Los sueños de Lincoln' de la misma autora. En ella el viaje en el tiempo es más bien mental.

Tiene además algún relato o novela más corta sobre el tema que aún no he podido leer.

En cuanto a la autora, destacar su prosa cercana y amena. Sus novelas suelen ser largas pero no se hacen pesadas, es más, llegas al final queriendo que continue. Sabe imprimir el ritmo preciso a la historia, pausado en ocasiones y trepidante cuando es necesario.

Ha ganado varios premios, sobre todo en la categoría de ciencia ficción y fantasía. Sus libros merecieron en ocasiones el Locus, el Hugo y el Nébula, por citar algunos. A mí me gusta que se reconozca la labor de mis escritores favoritos, aunque no suelo fijarme en galardones. Yo ojeo un libro y si me gusta lo leo.

Así fue como descubrí a esta escritora, mirando un libro por casualidad, mientras hacía la compra. Tenían libros expuestos en la entrada y el título de uno de ellos me sedujo. Se trataba de 'Tránsito', que aún conservo y releo a trozos en ocasiones.Paradójicamente, este fantástico libro no tiene nada que ver con el tema que nos atañe.

 Pero no os lo voy a desvelar, hoy al menos no.

No hay comentarios:

Publicar un comentario