Buscar este blog

martes, 9 de agosto de 2016

Recopilación de textos cortos


"Hiciste castillos en el aire, venciste dragones, creaste dioses y demonios que te atemorizaban y te olvidaste del mundo por encerrarte en ti misma. Yo levanté un pequeño refugio, voy venciendo uno a uno mis temores, creo iglesias para demonios cuyo altar era mi cuerpo, dioses cuya catedral eras tú y por encerrarme en ti recordé de nuevo el mundo. Pero, ¿qué importa? De nada sirve la luz a quién no quiere ver "

"Hay imposibles que conseguimos a diario. Estar contigo y no tocarte. Pensarte cada segundo y fingir que te he olvidado. Colarme desnuda en tus sueños y asustarte, a pesar de todo. Hay posibles que nunca podrán ser. Coger tus manos de nuevo. No temblar ante el roce de tu piel. No decirte que esto se hunde, que se acabó y no hay más... Pero aquí me tienes, a tu lado. Aunque ni siquiera me escuches. Aunque no sepas que mis frases cansadas, mis versos agotados, mis gritos exhaustos van por ti . Aunque sea esa moneda que un día atesoraste y que hoy, oxidada, olvidas en un cajón. Aunque ya no seamos uno, ni dos, ni nada. Por eso hay imposibles que podrían ser, pero que ya han sido"

Ahora ya no sé quién soy ni de dónde vengo. Futuro y pasado son un imposible que nunca es. Hogar y lucha se han vuelto la misma palabra. Tu dolor cansado me ha ido desgastando porque hasta la roca más dura acaba herida por la constancia. Aún veo belleza y luz entre el martirio, o a pesar de él. Y tú ignoras tu propio brillo y solo ves oscuridad. Pero, ¿sabes qué? Sigo aquí y aquí seguiré."

"Todos vivimos en mundos irreales, en el país de nuestros pensamientos, nuestro sentir y nuestras impresiones. Los mismos sentidos y el cerebro con los que nos comunicamos con el exterior nos engañan muchas veces, sin que lo percibamos. Todos nos montanos películas en la cabeza, algunos sci fi, otros telenovelas. A veces vivimos en una peli de terror de serie B. A veces una comedia romántica. Y cada película, cada mundo irreal de cada mente es diferente, aunque la realidad sea la misma para todos. Tal vez por eso nos cuesta tanto entendernos entre nosotros. Tal vez por eso todo cuanto decimos o hacemos se tergiversa."

"Cuando me tiendes la mano, se detiene el dolor y se paran las ruedas del pensar. Entonces caminamos, la alegría regresa y andan las piernas del sentir."

"Tengo heridas que ladran y muerden cada noche. Cuando entre mis sueños y mis desvelos te me apareces, eres un lobo negro y blanco en mis pesadillas lúcidas. Te fuiste y te olvidé, pero nunca te acabas de marchar y siempre te recuerdo. Y cuando el lobo desgarra mi piel de nuevo ya no eres tú, sino yo, que te invoco sin quererlo. Soy quién te pone de nuevo cuerpo."

No hay comentarios:

Publicar un comentario