Buscar este blog

lunes, 6 de junio de 2016

Micro-poemas, número cuatro

Hoy fui sola a ese bar,
me senté a la mesa
que solíamos ocupar;
pedí café con leche
y dejé que desidia
y soledad hiriesen,
para que las heridas
escuezan pero cierren.

No hay comentarios:

Publicar un comentario